Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Low Dose Accutane Metrogel
Sáb Jul 30, 2011 2:59 pm por Invitado

» Uncanny X-men (Afiliación Élite)
Sáb Abr 16, 2011 9:43 pm por Invitado

» Magical New York [Afiliacion Normal]
Vie Abr 15, 2011 8:06 pm por Invitado

» historias de vampiros - alternativo rol {vampire diaries/crepúsculo/entrevista con el vampiro}
Sáb Mar 19, 2011 1:05 am por Invitado

» The Jungle [Afiliación Normal]
Lun Mar 14, 2011 11:52 pm por Invitado

» Full Moon .No hay culpa sin sangre. [twilight][Norma][Recien abierto]
Dom Mar 13, 2011 1:06 pm por Invitado

» Enthia's Legacy - Normal
Sáb Mar 12, 2011 6:31 pm por Invitado

» Academy Roosevelt [Normal]
Dom Mar 06, 2011 5:55 pm por Invitado

» Secret Life {Elite}
Vie Mar 04, 2011 10:54 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Miér Ene 12, 2011 10:51 pm.
Navegación

Alexia S. Hamilton

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Alexia S. Hamilton

Mensaje por Alexia S. Hamilton el Sáb Ene 15, 2011 7:17 pm

Alexia Sarah Hamilton
Emma Stone







Información Básica

Nombre completo: Alexia Sarah Hamilton.

Apodo: Alexia, Sara, Lexy, Alex.

Sexo: mujer.

Edad: 21 años aparentes. Reales, debe rondar los 137.

Sexualidad: bisexual.

Estado civil: soltera y sin ganas de buscar.

Raza: Demonio.

Bando: Independiente.

Objetivos: la extirpación de los de su especie. Es lo único que la hace sentir viva de verdad, lo único que evita que caiga en una profunda apatía de la que no saldría de otro modo.

Descripciones

Psicológica:

Noa probablemente creció teniendo desde muy tierna edad tres cosas claras. La primera era que existían dos mundos que siempre estarían en guerra: el suyo y el de los demás. La segunda era que ese segundo mundo era peligroso, imprevisible, cruel. Que nunca sabía a qué podría atenerse cuando se trataba de él. Y la tercera: que todo lo que dijera estaría de más, que cuanta más información revelase, más débil se haría. Que era y sería para siempre dueña de sus silencios y esclava de sus palabras.

Noa se convirtió en una escéptica que no creía en el mundo porque el mundo había dejado de creer en ella. Noa endureció su coraza y la recubrió de la más fría presencia que pudo lograr. De miradas de refilón, miradas letales, venenosas. Quiso jugar con fuego, se volvió una adicta a ese juego; no importaba cuántas veces se quemase. Le gustaba quemarse. La hacía sentir viva.

Veintiún años en cuerpo y miles en mente, nunca se sintió próxima a ningún ser humano ni cuando ella lo era ni después. Empezó a despreciarlos silenciosamente cada vez que se cruzaba con ellos por la calle; tan inocentes, tan vulnerables. Odió esa inocencia. Detestó esa autenticidad de sentimientos. Y ese odio era tan fuerte porque en realidad no era más que envidia, anhelo de algo que ella nunca podría tener: la inconsciencia del niño, que lo ve mira todo como si fuera la primera vez. Ella había perdido la cuenta de cuantas veces intentaba mirar y se topaba con oscuridad.

Noa vive en la fina línea entre la muerte más apática y la vida más intensa; saboreando el gris de la rutina y perdiéndose en el éxtasis del delirio. Noa es el sarcasmo apagado, que ha perdido el punto amigable con el tiempo y sólo conserva la amargura del veterano de guerra. Porque eso es lo que es ella: una veterana de una guerra que aún sigue librándose dentro de sí misma.

El campo de batalla está destruido ya, afloran cenizas de lo que antaño fue rebeldía y ruinas de lo que años atrás era entusiasmo juvenil. No quedan cadáveres en su campo de batalla, ni armas, sólo quedan dos bandos que a duras penas se mantienen en pie: a la derecha, en tierra de nadie, la Noa que lucha por volver a ser niña, una niña que necesita oír un “te quiero” al oído. Y a la izquierda y ganando terreno día a día, la Noa que ya no cree en nada.

Física:

Hay algo de familiar, confortable en el aspecto de Alexia. Quizás es por esos sueters holgados que suele usar, como si no le importara su aspecto físico, o quizás por el cabello de un color rojo brillante que siempre le cae de forma desordenada sobre los hombros, como si se acabara de levantar. Y a la vez, por contradictorio que suele, hay algo de ajeno en ella, algo extraño e inquietante. Sus ojos, tal vez. Agudos ojos de gato de un color castaño oscuro. Ojos de una mirada cansada, irónica, burlona, en ocasiones soñadora. No te dejará que veas esta última faceta, claro que no.

Alexia es bastante menuda, bastante más de lo que le gustaría. Mide un escaso metro sesenta y cinco y es de complexión pequeña, con una cintura más bien estrecha, unos hombros diminutos, una espalda angosta y unos bracitos de muñeca. Sin embargo, no te aconsejo infravalorarla de buenas primeras, puesto que si le tocas mucho los ovarios tiene un gancho de mil maravillas. Si lo quieres comprobar, adelante.


Historial

Biografía:

Alexia nació a finales del siglo diecinueve, en Inglaterra. Europa pasaba en aquel momento por la conocida crisis del 73, y años después Alexia no podría más que pensar en eso como una inmensa ironía. Y es que el mundo no tuvo suficiente con tener que soportar esa crisis, sino que además tuvo que ver llegar al mundo al que sería probablemente uno de los demonios más crueles de la época.

Ella es de los pocos demonios que nació siendo humana y fue transformada más adelante. Hija de una familia humilde pero trabajadora, recuerda su infancia teñida de anhelos, de sueños y esperanzas. Esas esperanzas se vieron cumplidas cuando, a los dieciocho años, fue una de las pocas mujeres que consiguió una plaza para estudiar en la recientemente formada escuela freudiana de psicología, que en aquel momento se encontraba en pleno apogeo. Fue precisamente uno de sus profesores, quien la convirtió en demonio previamente seduciéndola y abandonándola luego igual que se abandona a un perro enfermo en mitad de la carretera.

Alexia vio el pasar de los años frente a sus ojos casi sin darse cuenta. Llevo a cabo desde las más absurdas locuras que incluían unirse a bandas de moteros y encabezar revoluciones sindicalistas, hasta las etapas más apáticas y sinsentido de su existencia. Fue una prostituta, una mendiga, una camarera en un bar de los 80' y una doctora en medicina rondando el año 1991. Supo de la guerra que se estaba desarrollando entre el cielo y el infierno, claro que sí. ¿Quién no? Pero nunca tuvo interés en involucrarse en ella. Nunca... hasta que conoció a Matthew.

Fue por aquellos entonces que apareció en su vida Matthew.

Matthew era un joven fotógrafo de Roma, la que era entonces su residencia. Un humano, un mero humano. Le conoció una noche en que había salido de "caza", y al verle decidió divertirse un rato aterrorizándole para así poder alimentarse de su miedo. Pero su sorpresa fue que Matthew no sintió miedo ante ella. Ni tan solo cuando adoptó su forma demoníaca.

Aquello caló hondo en Alexia, que nunca antes se había encontrado que hubiera algún humano que se le resistiera. Pero ahí estaba Matthew, con su sonrisa infantil, su cámara de fotos y sus comentarios despreocupados.

Empezaron a verse a menudo.

Alexia empezó a conocerle y empezó a darse cuenta que él no era como un humano cualquiera. Había pequeños detalles que le asustaban, sí, pero eran difíciles de encontrar. Y ella se propuso hacerlo. Pero lo que no pensó en el proceso fue que su relación con él terminaría haciéndose más fuerte. Matthew empezaba a mostrar cierto interés en ella; la invitaba a tomar un café cuando se encontraban, mantenía largas y profundas conversaciones, la escuchaba, la apoyaba. Un día Alexia le confesó lo que era, y cómo le utilizaba en ocasiones para alimentarse de su miedo. Él no pareció resentido por ese hecho, ni entonces ni nunca. En realidad, Matthew nunca parecía resentido por nada.

Hasta que un día, volviendo de camino a casa una tarde de lluvia, de improviso él la agarro por los brazos y la besó suavemente por primera vez.

A partir de ese momento la relación empeoró, o mejoró, quién sabía. Alexia empezó a evitarle, a buscarle, a entrar en un verdadero conflicto consigo misma para decidir si sentía algo más por él que simple amistad (ella, un demonio, enamorada de un mero humano. ¿Dónde se haya visto...? ). Y en esas largas conversaciones internas siempre llegaba la misma conclusión: Matthew le atraía, pero no le amaba. Era sólo atracción.

Un día se lo dijo a media voz, y para su sorpresa, él pareció aceptarlo con cierta resignación. Siguieron viéndose. Y cuando parecía que estaban logrando recuperar poco a poco su relación anterior... un demonio atacó a Matthew cuando este no se encontraba con Alexia. Fue un pasatiempo, nada relevante; el demonio simplemente quería divertirse y Matthew estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado.

Alexia no llegó a tiempo para ayudarle, y fue entonces cuando se dio cuenta de todo. Fue mientras le vio tendido en el suelo de Roma en mitad de un charco de sangre, fue cuando le vio esbozar esa sonrisa transparente y débil tomando su mano. Fue sólo en ese momento, que Alexia abrió los ojos y se dio cuenta que se había mentido a sí misma todo el tiempo.

Porque amaba a Matthew con locura.

Y sólo fue consciente de ello cuando oyó que su corazón dejaba de latir.

Alexia no ha superado nunca lo de Matthew, ni cree que lo vaya a hacer nunca. Forma parte un grupo reducido de criaturas sobrenaturales que se enamoraron de sus humanos, y ni trata de esconderlo ni se siente incómoda cuando la miran y la señalan por la calle. En realidad ha llegado a un punto en el que lo único que la mantiene viva es saber que vengará su muerte; que irá acabando uno a uno con todos los demonios que se le crucen por delante, hasta dar con la identidad del que le mató.


Familiares:

·Jonathan Hamilton, padre, de origen inglés. Muerto a los 73 años por paro cardíaco.
·Agnes Miranda Rice, madre, de origen inglés. Muerta a los 32 años por un parto dificultoso.
·Fréderic James Hamilton, hermano pequeño que no llegó a nacer.

Otros

Enfermedades: tras lo de Matthew tomó la decisión de alimentarse lo menos posible del dolor humano, lo que la ha llevado a sufrir un cansancio crónico; está todo el tiempo "hambrienta", lo que en la superficie solo sale en forma de un agotamiento generalizado.

Gustos
~Fumar.
~Beber.
~El sexo sin compromisos.
~La literatura inglesa.
~La buena música. Siente especial predelicción por grupos como U2 o Sex Pistols.
~Dar paseos por Roma las tardes nubladas.

Odios
~Lo novedoso; ella parece congelada en el tiempo.
~Todo aquello que sea demasiado sentimental.
~Esta estúpida guerra entre el cielo y el infierno.

Hobbies : acostarse con desconocidos, escribir para evadirse.

Manias: fumar. Fumar a todas horas. Dejar la mente en blanco mientras mira por la ventana de su piso toda la ciudad a sus pies.

Fobias: las fotografías. Su cabeza parece un inmenso album capaz de almacenar en imágenes hasta el más mínimo detalle de su pasado, pero son sólo imágenes mentales. En cambio cuando las ve con sus propios ojos la ponen muy violenta. Son demasiado reales.


Última edición por Alexia S. Hamilton el Dom Ene 16, 2011 3:14 pm, editado 2 veces
avatar
Alexia S. Hamilton
Demonio
Demonio

Mensajes : 18
Puntos : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexia S. Hamilton

Mensaje por Alexia S. Hamilton el Dom Ene 16, 2011 12:47 am

(Ficha terminada Wink )
avatar
Alexia S. Hamilton
Demonio
Demonio

Mensajes : 18
Puntos : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexia S. Hamilton

Mensaje por Ksenia el Dom Ene 16, 2011 7:24 am

por la ficha parece que no te has leido mucho la ambientacion del foro, los demonios no pueden ser civiles porque la paz es contraria a su naturaleza. Para que alguien se convierta en demonio vive una eternidad de suplicios en el tartaro en los que pierden por completo la humanidad, aparte de haber cometido todos los pecados en vida.

Si quieres llevar a un pj tranquilo y normal hazte un humano, pero los demonios se hicieron para ser malos.

Por otro lado el apartado de objetivos es demasiado corto y ni siquiera son objetivos.


avatar
Ksenia
Dios
Dios

Mensajes : 48
Puntos : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexia S. Hamilton

Mensaje por Alexia S. Hamilton el Dom Ene 16, 2011 2:47 pm

De hecho me la leí, y la mantuve abierta en una ventana aparte para irla siguiendo mientras relatava la ficha.

En realidad, más que llevar un personaje tranquilo, lo que he querido es llevar un personaje que intenta no sucumbir a su naturaleza inicial, puesto que vi que era posible por un par de líneas que leí:

Los demonios son criaturas generalmente malvadas, lo que quiere decir que ,la gran mayoría de estos son incapaces de sentir cualquier sentimiento que no sea odio, no son seres que sigan ordenes o que respeten las jerarquías, tienden a dejarse llevar por sus impulsos, y a cometer durante su vida mas que de un pecado capital, es mas en ocasiones pareciera que se rigieran por estos para vivir.

Al ver que usabais términos relativos, imaginé que también podría existir una minoría que podría darse el hipotético caso que habrían cambiado esas características con el tiempo, tal sería Alexia. No estoy diciendo que mi personaje en su momento no haya sentido más que odio, haya tenido deseos de dañar y haya sucumbido a todos los pecados. Lo ha hecho. Pero en el pasado. Y en la actualidad trata cambiar las cosas.

En segundo lugar, realmente no leí en ningún sitio lo del tártaro. Más bien leí una línea que fue la que me hizo decidirme a darle la historia que le di:

Los siete primeros demonios fueron los que se encargaron de ir creando nuevos demonios, se dieron cuenta que cuando la sangre de los humanos se encontraba en contacto con el veneno que poseían sus colmillos, estas se funcionaban haciendo que la sangre de los humanos mutara, para convertir a estos en lo mismo que ellos eran.

Y dado que mi personaje es un demonio "transformado", hay que sumarle el punto que no ha sido criado y educado como lo sería un demonio que hubiera nacido de padres demonios. Por lo que el factor de aprendizaje es nulo, y al solo quedarle el hereditario (su naturaleza) no es tan descabellado que desee abolirla, ya que es algo contrario a sus orígenes.

De todos modos, comprendo que no queráis poseer en el grupo de demonios a un pj "tranquilo", así que podría cambiar la historia y los objetivos para hacer que Alexia tuviera como objetivo la extirpación de los de su propia especie; es decir, ser algo así como una traidora. Pero querría consultar antes a la administración visto lo visto.

PD: esto último también me serviría para darle una actitud más activa y "malvada", ya que sería un pj que buscaría venganza matando a los suyos.
avatar
Alexia S. Hamilton
Demonio
Demonio

Mensajes : 18
Puntos : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexia S. Hamilton

Mensaje por Ksenia el Dom Ene 16, 2011 2:51 pm

Yo es que la historia de venganza contra los suyos la desarrollaria on rol, pero na partiria de ella desde la ficha. Buscaria algo en rol que le despertaria esos deseos y desarrollaria toda esa trama, pero empezaria con ella como una diablesa arquetipica, ya que de este modo puedes tener un mayor desarrollo on rol.


avatar
Ksenia
Dios
Dios

Mensajes : 48
Puntos : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexia S. Hamilton

Mensaje por Alexia S. Hamilton el Dom Ene 16, 2011 2:59 pm

El caso es que el tipo de desarrollo que hay desde el momento en que sucede el motor de la venganza, Alexia empieza a cambiar su concepción de las cosas, y se decide a empezar a volverse contra los suyos, son lapsos de tiempo muy largos. Lo sé, conozco a mi personaje; lo he llevado en otros foros y tengo una novela escrita entorno a él. En definitiva, sé cómo actuaría y como no. Y para poder desarrollarlo on rol, siendo como es, necesitaría que entre tema de rol y tema de rol pasaran como mínimo diez o veinte años para que se adaptara a la forma de ser de mi personaje. Es "lenta" en ese sentido, es terca. No cambia su forma de ver las cosas si no hablamos del paso de bastantes años. Por eso quiero saltarme la descripción onrol del motor de la venganza; para poder poner el paso de esos años directamente en la historia y agilizarlo todo on-rol.
avatar
Alexia S. Hamilton
Demonio
Demonio

Mensajes : 18
Puntos : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexia S. Hamilton

Mensaje por Ksenia el Dom Ene 16, 2011 3:02 pm

Pues preparala para el grupo de independientes, y para el camino de la venganza, cuando lo tengas te doy color.


avatar
Ksenia
Dios
Dios

Mensajes : 48
Puntos : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexia S. Hamilton

Mensaje por Alexia S. Hamilton el Dom Ene 16, 2011 3:15 pm

Historia, grupo y objetivos cambiados. Gracias por vuestro tiempo.

Saludos.
avatar
Alexia S. Hamilton
Demonio
Demonio

Mensajes : 18
Puntos : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexia S. Hamilton

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.